Redes Sociales:
 
 
 
 
 
 
 
Centro de Investigaciones Participativas
en Políticas Económicas y Sociales
 

OBSERVATORIO DE POBREZA
 
Incidencia de la pobreza en niños y adolescentes en Argentina - Tercer Trimestre de 2016
 

        Conocer el nivel y la evolución los indicadores de pobreza e indigencia de nuestro país, es una de las principales herramientas para poder evaluar el desempeño general de la política económica y social.  Un diagnóstico correcto de la actual situación socioeconómica nacional, permitirá diseñar políticas públicas adecuadas que hagan foco en los sectores de menores recursos y de esa manera reducir la incidencia de la pobreza e indigencia en Argentina.

        Este informe presenta las estimaciones de pobreza e indigencia en niños y adolescentes de 0 a 17 años que ha realizado el CIPPES para el tercer trimestre de 2016. Utilizando la metodología del INDEC, esta valoración se basa en el enfoque del ingreso (o método indirecto) consistente en calcular el ingreso mínimo, o línea de pobreza que identifica a aquellos hogares donde no se satisfacen las necesidades básicas de consumo (Canasta Básica Total) por no contar con ingresos suficientes para superar dicha línea. De la misma manera se procede con la línea de indigencia, la cual indica la Canasta Básica de Alimentos que una familia necesita para poder satisfacer su requerimiento calórico diario durante un mes.

 

Los datos más relevantes del informe

        Las últimas estimaciones de la tasa de pobreza en base a los datos referidos a Ingresos y Canasta Básica Alimentaria y Total de los hogares por regiones publicada por INDEC, indican que al tercer trimestre de 2016 el 46,04%, esdecir, 46 de cada 100 niños y adolescentes de hasta 17 años vive en condiciones de pobreza en Argentina, lo que representa 5,98 millones de personas en ese grupo de edad. Además, el 10,07% de niños y adolescentes viven en la indigencia al tercer trimestre de 2016, es decir, 1,30 millones de personas en ese rango de edad. Estos datos implican que, de los 13 millones de niños y adolescentes existentes en Argentina, casi 6 millones viven en condición de pobreza.

        La tasa de pobreza del 46,04% en niños y adolescentes es mucho mayor que el de la población en general, ya que en este último el 31,09% de los habitantes (sin límites de edad) vive bajo condiciones de pobreza al tercer trimestre de 2016. Lo anterior señala que la pobreza argentina adquiere, como imagen, el rostro de sus niños. Un proceso que se conoce como INFANTILIZACION DE LA POBREZA.

 

La incidencia de la pobreza en las regiones del país

        En la región Pampeana la tasa de pobreza, tomando como grupo de referencia a la población de todas las edades, fue del 31,11 %, representando a 8,9 millones de personas en tal condición. Respecto del grupo de edad de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en la región pampeana alcanzó el 46,72 %, indicando esto que en dicha región viven 3,78 millones de niños y adolescentes. En el caso de la región de Cuyo, la tasa de pobreza para la población total ascendía al tercer trimestre de 2016 al 33,89 %, es decir, 1,06 millones de personas en esta región vivían en condiciones de pobreza. En el grupo de edad de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en la región cuyana crece al 52,9%, indicando esto que 509 mil niños y adolescentes son pobres al tercer trimestre de 2016.

        En relación a la región Noreste, la tasa de pobreza mostraba un valor de 33,37 % al tercer trimestre de 2016, significando esto que 1,34 millones de personas viven en un hogar en el cual los ingresos no alcanzan para consumir una canasta básica total. Cuando se considera a la población de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en niños y adolescentes en la región cuyo alcanza 52,9%, significando esto que en la región mencionada había 509 mil niños y adolescentes pobres. Respecto de la región Noroeste, al tercer trimestre del año 2016, un 31,08 % de la población total vivía por debajo de la línea de pobreza, indicando este porcentaje que 1,68 millones de personas estaban en condición de pobreza en esta región. Si tenemos en cuenta el subconjunto de la población constituido por niños y adolescentes (0 a 17 años de edad), 780 mil personas vivían bajo la línea de pobreza en la región Noroeste.  La tasa de pobreza en este grupo de edad ascendía al 43,28% en dicha región.

        Por último, en la región patagónica la tasa de pobreza calculada sobre la población total era de 23,5% al tercer trimestre de 2016, esto implica que 564 mil personas eran pobres en esta región en el período citado. Si el cálculo de la tasa de pobreza se efectúa en el rango de edad de 0 a 17 años, esta alcanzaba al 32,16% del total de los niños y adolescentes, significando que 240 mil niños y adolescentes vivían en un hogar que no obtenía ingresos suficientes para consumir una canasta básica total

 

La incidencia de la indigencia en las regiones del país

        Al tercer trimestre de 2016 en la región Pampeana existían 2,06 millones de personas en condición de indigencia, representando esto una tasa de indigencia del 7,19 %. Mientras que en el rango de edad de 0 a 17 años en la región pampeana existían 901 mil personas que pertenecían a un hogar con ingresos insuficientes para consumir una canasta básica alimentaria, significando esto una tasa de indigencia de 11,1%.

        En la región de Cuyo, la tasa de indigencia para la población total era de 4,55% de la población total y esto representa a 142 mil personas indigentes en dicha región. Además, en la franja de niños y adolescentes la tasa de indigencia al tercer trimestre de 2016 era de 8,09% en la región Cuyo, lo que implicaba que en esa región residían casi 78 mil indigentes en ese rango etario.Por su parte, la región Noreste presentó una tasa de indigencia en la población total del 5,87%, significando esta razón 236 mil personas en tal condición, mientras que, en el caso de la franja de edad de niños y adolescentes, 9,38% pertenecía a hogares con ingresos insuficientes para comprar una canasta básica alimentaria. Esto implica que, en el tercer trimestre de 2016, en la región noreste residían más de 129 mil personas de entre 0 y 17 años en condición de indigencia.

        En la región Noroeste la tasa de indigencia para la población total fue de 5,43%, es decir, que al tercer trimestre de 2016 había 294 mil indigentes en tal región. En niños y adolescentes, la tasa de indigencia alcanzó el 8,5% en la región Noroeste, representando esto a 153 mil personas en tal condición.Por último, en la región Patagonia la tasa de indigencia medida como proporción de la población total alcanzó el 4,56%, es decir alcanzó a 109 mil personas. Si la población de referencia es el grupo de 0 a 17 años, la tasa de indigencia de la región patagónica fue de 6,36% al tercer trimestre del año 2016, representando esto a más de 47 mil niños y adolescentes que pertenecen a un hogar que no tiene ingresos suficientes para poder comprar una canasta básica alimentaria.

 

Las provincias con mayor y menor tasa de pobreza en cada región del país

        La provincia con mayor nivel de pobreza en niños a adolescentes de la región Pampeana es Córdoba, ya que 55,63% de los niños y adolescentes de esta provincia estaban en condición de pobreza al tercer trimestre de 2016, esto significa que más de 564 mil niños y adolescentes cordobeses integran un hogar que no satisface necesidades básicas de consumo. En el otro extremo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires figura como el distrito de la región Pampeana  con el indicador de pobreza más bajo (19,63%). Es decir, al tercer trimestre de 2016 vivían en CABA casi 142 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza.

        En la región Cuyo, la provincia con mayor nivel de pobreza en niños y adolescentes es San Juan, con un 60,64% de este grupo de edad en condición de pobreza, sugiriendo este indicador que más de 145 mil sanjuaninos con edades entre 0 y 17 años pertenecen a un hogar que no satisface necesidades de consumo básicas. En el otro extremo, se ubica San Luis con una tasa de pobreza en la franja de 0 a 17 años de edad del 43,36%.

        En la región Noreste, la provincia que muestra la tasa de pobreza más elevada en niños y adolescentes es Corrientes, afectando al 53,59% de las personas que pertenecen a esta franja de edad.  Es decir, al tercer trimestre de 2016 en Corrientes residían 188 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza. Por otro lado, la provincia que mostraba la menor tasa de pobreza en la región noreste, en este grupo de edad era Formosa, que al tercer trimestre de 2016 alcanzaba el 42,17%, representando a casi 87.000 niños y adolescentes.

        En la región NOA, la provincia con la tasa de pobreza en niños y adolescentes más elevada es Santiago del Estero con el 51,29% de personas entre 0 y 17 años que pertenecen a un hogar que no accede a una canasta básica de consumo. Al tercer trimestre de 2016, en Santiago del Estero residían 165 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza. La provincia con el menor indicador de pobreza en la franja de edad de 0 a 17 años al tercer trimestre de 2016 era La Rioja, con un 31,72%, significando esto que, a la fecha señalada, vivían 36 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza.

        Por último, en la región patagónica, Neuquén se muestra como la provincia con mayor nivel de tasa de pobreza en la franja de 0 a 17 años, alcanzando un valor de 41,57%. Es decir, al tercer trimestre de 2016, vivían en Neuquén casi 82 mil niños y adolescentes que pertenecían a hogares que no tenían ingresos para consumir una canasta de bienes y servicios básicos. Por otro lado, Santa Cruz era la provincia que mostraba la menor tasa de pobreza en niños y adolescentes (13,63%), significando esto que casi 15 mil personas en este rango de edad, estaban en condición de pobreza.

 

Las provincias con mayor y menor tasa de indigencia en cada región del país

        Comenzando por la región Pampeana, la provincia de Córdoba muestra la tasa de indigencia en niños y adolescentes más elevada, llegando en el tercer trimestre de 2016 al 15,38%. Dicha tasa sugiere que en la provincia de Córdoba residen más de 156 mil niños y adolescentes que pertenecen a un hogar con ingresos insuficientes para comprar una canasta básica alimentaria. Por otro lado, el distrito de la región Pampeana con menor tasa de indigencia en niños y adolescentes fue CABA con una tasa de 5%, representando esto un total de 36 mil personas de entre 0 y 17 años en la mencionada condición.

        En la región Cuyo, San Juan se mostró como la provincia con mayor tasa de indigencia en niños y adolescentes, alcanzando al tercer trimestre de 2016 el 10,63% y representando esta proporción a más de 25,5 mil personas en dicho grupo de edad. En el otro extremo, se ubica San Luis con la menor tasa de indigencia en niños y adolescentes con el 7,57% de las personas de entre 0 y 17 años perteneciendo a un hogar que no satisface necesidades alimentarias básicas. Esta tasa representa a más de 11 mil niños y adolescentes indigentes que residen en la provincia de San Luis al tercer trimestre de 2016.

        La tasa de indigencia computada en el grupo de población de niños y adolescentes más elevada en la región Noreste la tiene la provincia de Misiones, la cual alcanzó el 13,72%, significando esto más de 59 mil personas. En el otro extremo, se observa a la provincia de Corrientes con la tasa de indigencia más baja en la región Noreste, en el grupo de edad de 0 a 17 años, alcanzando al tercer trimestre de 2016 un valor de 6,44% . Esto significa que en la provincia de Corrientes vivían a la fecha mencionada, más de 22 mil niños y adolescentes que integraban una familia sin recursos para comprar una canasta básica alimentaria.

        La región Noroeste presenta a la provincia de Santiago del Estero con la mayor tasa de indigencia computada en el rango de edad de 0 a 17 años, con un valor de 13,03%, es decir, que en Santiago del Estero residían al tercer trimestre de 2016 más de 41 mil niños en condiciones de indigencia. Por otro lado, la provincia con menor tasa de indigencia en niños y adolescentes en la región Noroeste era La Rioja con el 3,41% de esta franja de edad, perteneciendo a un hogar indigente y significando un total de 3900 niños y adolescentes.

        Por último, en la Patagonia, la provincia que figuraba con mayor tasa de indigencia en personas de entre 0 y 17 años de edad era Río Negro al tercer trimestre de 2016 con un valor de 10,44%, lo que implica más de 22 mil niños y adolescentes en la mencionada condición. La provincia Patagónica con menor tasa de indigencia en personas de 0 a 17 años, al tercer trimestre de 2016 fue Tierra del Fuego, la cual alcanzó un 0,47 %, sugiriendo que prácticamente no existe indigencia en niños y adolescentes en dicha provincia.

 

Comparando el aglomerado Gran Córdoba respecto del Gran Rosario

        Mientras que, el aglomerado Gran Córdoba muestra una tasa de pobreza general al tercer trimestre de 2016 del 39,52% contra el 28,56% que presentaba el Gran Rosario para el mismo período. Una diferencia de casi 11 puntos porcentuales para aglomerados históricamente similares a respecto de su estructura demográfica y socioeconómica a nivel histórico.

        Un hogar pobre promedio cordobés tiene 0,82 niños de 0 a 5 años de edad, por otro lado, un hogar rosarino en condición de pobreza solo tiene en promedio 0,48 niños en el rango de edad citado. Esto denota una significativa diferencia respecto de la tasa de dependencia de niños de los hogares pobres entre Córdoba y Rosario.

        Otro dato llamativo es que la ayuda social por hogar en condiciones de pobreza (en promedio) en el Gran Córdoba alcanzó al tercer trimestre de 2016 los $1.022, mientras que en el Gran Rosario esa variable rondó los $616 promedio por hogar en condición de pobreza. Es decir, a pesar de que, en el Gran Córdoba la tasa de pobreza fue significativamente mayor, la ayuda social a hogares en promedio fue un 65% más elevada, denotando la gravedad de la situación actual.

        Respecto de la cantidad promedio de asalariados que pertenecen a hogares pobres, mientras que en el Gran Córdoba ascendió en el tercer trimestre de 2016 a 1,26 en el Gran Rosario era de 1,03, pero al observar el número de asalariados informales por hogar, se puede apreciar una incidencia mayor de la informalidad laboral en Córdoba, comparada con la existente en Rosario.

        Cuando se observa el número promedio de desempleados por hogar en condición de pobreza, no existen diferencias en los hogares de ambos aglomerados, alcanzado un valor de 0,38 por hogar, si bien, dado que el tamaño promedio del hogar pobre es mayor en Córdoba, esto implica una mayor incidencia en los hogares en condición de pobreza de dicho aglomerado.

        En cuanto al número de integrantes del hogar en condiciones de pobreza, mientras que en Córdoba indicaba un valor promedio de 5,83 miembros al tercer trimestre de 2016, en el caso del Gran Rosario alcanzó los 4,71 integrantes. Esto implica que los hogares en condiciones de pobreza del Gran Córdoba eran un 23 % más grandes, indicando que los hogares Cordobeses en tal condición poseen 1 miembro más en promedio que los Rosarinos en la misma condición de vida.

        En conclusión, una mayor tasa de pobreza en el Gran Córdoba está explicada por una diferente estructura demográfica de los hogares en condición de pobreza (mayor tamaño promedio del hogar y mayor tasa de dependencia de niños en hogares pobres en Córdoba respecto de Rosario) y una diferente situación económica general provincial (mayor exposición al desempleo y a la informalidad laboral particularmente en hogares pobres en Córdoba respecto de Rosario).

 

Pobreza en Niños y Adolescentes de Argentina al tercer trimestre de 2016

Utilizando la metodología INDEC y las canastas básicas alimentarias que han sido calculadas nuevamente por dicha institución desde abril de 2016, se obtiene la línea de indigencia, es decir, el nivel mínimo de ingresos que necesita una familia para poder satisfacer sus necesidades alimentarias mínimas. Adicionalmente se utiliza el valor de la inversa del coeficiente de Engel para poder expandir la Canasta Básica Alimentaria (CBA) hasta llegar a la Canasta Básica Total (CBT), de modo tal que se alcanza el valor mínimo a través del cual se considera que una familia que tiene ingresos iguales o superiores a ésta, no está en condición de pobreza. Luego se toman los datos de ingreso total de los hogares de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH-INDEC) para poder contrastarlos con el valor de las CBA y CBT y de esa manera estimar la cantidad de personas en condición de indigencia y de pobreza por aglomerado.

Al tercer trimestre del año 2016, la pobreza en Argentina afecta al 46,04 %de los niños y adolescentes de 0 a 17 años, lo que equivale a 5,98millones de personas perteneciente a ese tramo de edad. En base a datos de ingresos de los hogares de la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) y del cálculo de las Canastas Básicas Alimentarias calculadas por INDEC, al tercer trimestre de 2016, 46 decada 100 niños y adolescentes vive actualmente bajo condiciones de pobreza.

En relación a la incidencia de la pobreza sobre la población total (todas las edades) de Argentina, que asciende a 31,09 % al tercer trimestre del año 2016, la tasa de pobreza en niños y adolescentes es un 48 % mayor o de 14,9 puntos porcentuales más. Este dato demuestra que la pobreza e indigencia afecta mayormente a los niños y adolescentes por encima de los adultos.

Que el 46,04 % de los niños y adolescentes viva en situación pobreza refleja que éste es un fenómeno estructural que está lejos de resolverse en el tiempo si no se toman las medidas necesarias, y puede prolongarse en el futuro a través del proceso conocido como trampa de la pobreza. Si sus condiciones de vida no mejoran sustancialmente en los próximos años, los niños y adolescentes que hoy viven en familias con ingresos que no superan el umbral de la pobreza tendrán menos posibilidades y oportunidades en el futuro para desarrollar su vida como adultos, insertarse sin dificultades en el mercado laboral y formar su propia familia en un entorno saludable.

A continuación, el cuadro Nº1 muestra la incidencia de la pobreza en número de habitantes (personas cuyos ingresos familiares no cubren el valor de la canasta básica total) y en tasas de pobreza (proporción respecto a la población total según las edades de referencia).

 

 2017-05-17-10-03-16-1449176431.png

A nivel agregado, sin distinción socioeconómica la proporción de niños y adolescentes resulta menor que para el grupo que vive en condiciones de pobreza. Entre la población que vive bajo condiciones de pobreza, los niños y adolescentes de 0 a 17 años representan el 44,18%, mientras que, para la población total, la participación de niños y adolescentes se reduce al 29,8%. Es decir, las familias de menores ingresos, tienen mayores tasas de dependencia de niños que el promedio de la población, lo que reduce las posibilidades de acceder a servicios básicos como educación, salud, una adecuada nutrición y paralelamente experimentan una menor probabilidad de acumular ahorros o de acceso al crédito para poder enfrentar reducciones inesperadas de ingresos por desempleo o enfermedad del jefe de hogar. Estos factores son determinantes sobre la productividad de largo plazo de estos niños y las consecuentes dificultades de inserción en el mercado del trabajo para las futuras generaciones de este segmento de la población. (Cuadro Nº 2).

 2017-05-17-10-10-55-4242713241.png

 

Pobreza en Niños y Adolescentes
por región durante el tercer trimestre del año 2016

En las provincias, la incidencia de la pobreza sobre niños y adolescentes tiene una alta heterogeneidad, si bien en todos los casos el fenómeno afecta a los más jóvenes en mayor medida que a la población total.

En la región Pampeana la tasa de pobreza, tomando como grupo de referencia a la población de todas las edades, fue del 31,11 %, representando a 8,9 millones de personas en tal condición.

Respecto del grupo de edad de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en la región pampeana alcanzó el 46,72 %, indicando esto que en dicha región viven 3,78 millones de niños y adolescentes.

2017-05-17-10-13-33-7999657317.png

En el caso de la región de Cuyo, la tasa de pobreza para la población total ascendía al tercer trimestre de 2016 al 33,89 %, es decir, 1,06 millones de personas en esta región vivían en condiciones de pobreza. En el grupo de edad de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en la región cuyana crece al 52,9%, indicando esto que 509 mil niños y adolescentes son pobres al tercer trimestre de 2016.

En relación a la región Noreste, la tasa de pobreza mostraba un valor de 33,37 % al tercer trimestre de 2016, significando esto que 1,34 millones de personas viven en un hogar en el cual los ingresos no alcanzan para consumir una canasta básica total. Cuando se considera a la población de 0 a 17 años, la tasa de pobreza en niños y adolescentes en la región cuyo alcanza 52,9%, significando esto que en la región mencionada había 509 mil niños y adolescentes pobres.

Respecto de la región Noroeste, al tercer trimestre del año 2016, un 31,08 % de la población total vivía por debajo de la línea de pobreza, indicando este porcentaje que 1,68 millones de personas estaban en condición de pobreza en esta región. Si tenemos en cuenta el subconjunto de la población constituido por niños y adolescentes (0 a 17 años de edad), 780 mil personas vivían bajo la línea de pobreza en la región Noroeste.  La tasa de pobreza en este grupo de edad ascendía al 43,28% en dicha región.

Por último, en la región patagónica la tasa de pobreza calculada sobre la población total era de 23,5% al tercer trimestre de 2016, esto implica que 564 mil personas eran pobres en esta región en el período citado. Si el cálculo de la tasa de pobreza se efectúa en el rango de edad de 0 a 17 años, esta alcanzaba al 32,16% del total de los niños y adolescentes, significando que 240 mil niños y adolescentes vivían en un hogar que no obtenía ingresos suficientes para consumir una canasta básica total.

 2017-05-17-10-16-55-9783160258.png

Avanzando respecto de la situación en provincias y sin ánimo de sobreabundar en la exposición de la información, se presenta el cuadro n ° 4 donde se indican las provincias con la tasa de pobreza más alta y más baja de cada región.

Comenzando con la región Pampeana, figura la provincia de Córdoba con el peor desempeño. El 55,63% de los niños y adolescentes de la provincia de Córdoba estaban en condición de pobreza al tercer trimestre de 2016, esto significa que más de 564 mil niños y adolescentes cordobeses integran un hogar que no satisface necesidades básicas de consumo. En el otro extremo, la Ciudad Autónoma de Buenos Aires figura como el distrito con el indicador de pobreza más bajo (19,63%). Es decir, al tercer trimestre de 2016 vivían en CABA casi 142 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza.

En la región Cuyo, la provincia con mayor nivel de pobreza en niños y adolescentes es San Juan, con un 60,64% de este grupo de edad en condición de pobreza, sugiriendo este indicador que más de 145 mil sanjuaninos con edades entre 0 y 17 años pertenecen a un hogar que no satisface necesidades de consumo básicas. En el otro extremo, se ubica San Luis con una tasa de pobreza en la franja de 0 a 17 años de edad del 43,36%.

En la región Noreste, la provincia que muestra la tasa de pobreza más elevada en niños y adolescentes es Corrientes, afectando al 53,59% de las personas que pertenecen a esta franja de edad.  Es decir, al tercer trimestre de 2016 en Corrientes residían 188 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza. Por otro lado, la provincia que mostraba la menor tasa de pobreza en la región noreste, en este grupo de edad era Formosa, que al tercer trimestre de 2016 alcanzaba el 42,17%, representando a casi 87.000 niños y adolescentes.

En la región NOA, la provincia con la tasa de pobreza en niños y adolescentes más elevada es Santiago del Estero con el 51,29% de personas entre 0 y 17 años que pertenecen a un hogar que no accede a una canasta básica de consumo. Al tercer trimestre de 2016, en Santiago del Estero residían 165 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza.

La provincia con el menor indicador de pobreza en la franja de edad de 0 a 17 años al tercer trimestre de 2016 era La Rioja, con un 31,72% , significando esto que a la fecha señalada, vivían 36 mil niños y adolescentes en condiciones de pobreza.

Por último, en la región patagónica, Neuquén se muestra como la provincia con mayor nivel de tasa de pobreza en la franja de 0 a 17 años, alcanzando un valor de 41,57%. Es decir, al tercer trimestre de 2016, vivían en Neuquén casi 82 mil niños y adolescentes que pertenecían a hogares que no tenían ingresos para consumir una canasta de bienes y servicios básicos.

Por otro lado, Santa Cruz era la provincia que mostraba la menor tasa de pobreza en niños y adolescentes (13,63%), significando esto que casi 15 mil personas en este rango de edad, estaban en condición de pobreza.

 

Indigencia en Niños y Adolescentes

de Argentina durante el tercer trimestre de 2016

 

En Argentina 1,31 millones de niños y adolescentes de 0 a 17 años vive bajo condiciones de indigencia al tercer trimestre de 2016, es decir la suma de los ingresos de sus familias no alcanzan a cubrir las necesidades nutricionales básicas de todos sus integrantes. Esto representa el 10,07 % del total de niños en ese rango de edad. Esta tasa es un 54,7 % mayor que el valor de la correspondiente tasa de indigencia medida sobre la población en todas las edades para el mismo período, del 6,51 % sobre el total de habitantes (Cuadro N° 5).

2017-05-17-10-30-30-5138227287.png

En el cuadro n° 6 se muestra la participación de la franja de edad de 0 a 17 años en el total de personas en condición de indigencia en Argentina, alcanzando al tercer trimestre de 2016 el 46,1 % del total de la población. Teniendo en cuenta que la franja de edad de 0 a 17 años es el 29,83% de la población total de nuestro país, se puede afirmar que la indigencia afecta en mayor grado a niños y adolescentes en Argentina.

 2017-05-17-10-32-59-9725957042.png


Indigencia en Niños y Adolescentes por 
 

provincia y región durante tercer trimestre de 2016

Al tercer trimestre de 2016 en la región Pampeana existían 2,06 millones de personas en condición de indigencia, representando esto una tasa de indigencia del 7,19 %. Mientras que en el rango de edad de 0 a 17 años en la región pampeana existían 901 mil personas que pertenecían a un hogar con ingresos insuficientes para consumir una canasta básica alimentaria, significando esto una tasa de indigencia de 11,1%.

En la región de Cuyo, la tasa de indigencia para la población total era de 4,55% de la población total y esto representa a 142 mil personas indigentes en dicha región. Además, en la franja de niños y adolescentes la tasa de indigencia al tercer trimestre de 2016 era de 8,09% en la región Cuyo, lo que implicaba que en esa región residían casi 78 mil indigentes en ese rango etario.

2017-05-17-10-35-52-2864510370.png

Por su parte, la región Noreste presentó una tasa de indigencia en la población total del 5,87%, significando esta razón 236 mil personas en tal condición, mientras que, en el caso de la franja de edad de niños y adolescentes, 9,38% pertenecía a hogares con ingresos insuficientes para comprar una canasta básica alimentaria. Esto implica que, en el tercer trimestre de 2016, en la región noreste residían más de 129 mil personas de entre 0 y 17 años en condición de indigencia.

En la región Noroeste la tasa de indigencia para la población total fue de 5,43%, es decir, que al tercer trimestre de 2016 había 294 mil indigentes en tal región. En niños y adolescentes, la tasa de indigencia alcanzó el 8,5% en la región Noroeste, representando esto a 153 mil personas en tal condición.

Por último, en la región Patagónica la tasa de indigencia medida como proporción de la población total alcanzó el 4,56%, es decir alcanzó a 109 mil personas. Si la población de referencia es el grupo de 0 a 17 años, la tasa de indigencia de la región patagónica fue de 6,36% al tercer trimestre del año 2016, representando esto a más de 47 mil niños y adolescentes que pertenecen a un hogar que no tiene ingresos suficientes para poder comprar una canasta básica alimentaria.

 2017-05-17-10-38-04-5967053934.png

El cuadro n° 8 indica las provincias con la mayor y la menor tasa de indigencia en la franja de 0 a 17 años por región. Comenzando por la región Pampeana, la provincia de Córdoba muestra la tasa de indigencia en niños y adolescentes más elevada, llegando en el tercer trimestre de 2016 al 15,38%. Dicha tasa sugiere que en la provincia de Córdoba residen más de 156 mil niños y adolescentes que pertenecen a un hogar con ingresos insuficientes para comprar una canasta básica alimentaria. Por otro lado, el distrito de la región Pampeana con menor tasa de indigencia en niños y adolescentes fue CABA con una tasa de 5%, representando esto un total de 36 mil personas de entre 0 y 17 años en la mencionada condición.

En la región Cuyo, San Juan se mostró como la provincia con mayor tasa de indigencia en niños y adolescentes, alcanzando al tercer trimestre de 2016 el 10,63% y representando esta proporción a más de 25,5 mil personas en dicho grupo de edad. En el otro extremo, se ubica San Luis con la menor tasa de indigencia en niños y adolescentes con el 7,57% de las personas de entre 0 y 17 años perteneciendo a un hogar que no satisface necesidades alimentarias básicas. Esta tasa representa a más de 11 mil niños y adolescentes indigentes que residen en la provincia de San Luis al tercer trimestre de 2016.

La tasa de indigencia computada en el grupo de población de niños y adolescentes más elevada en la región Noreste la tiene la provincia de Misiones, la cual alcanzó el 13,72%, significando esto más de 59 mil personas. En el otro extremo, se observa a la provincia de Corrientes con la tasa de indigencia más baja en la región Noreste, en el grupo de edad de 0 a 17 años, alcanzando al tercer trimestre de 2016 un valor de 6,44% . Esto significa que en la provincia de Corrientes vivían a la fecha mencionada, más de 22 mil niños y adolescentes que integraban una familia sin recursos para comprar una canasta básica alimentaria.

La región Noroeste presenta a la provincia de Santiago del Estero con la mayor tasa de indigencia computada en el rango de edad de 0 a 17 años, con un valor de 13,03%, es decir, que en Santiago del Estero residían al tercer trimestre de 2016 más de 41 mil niños en condiciones de indigencia.

Por otro lado, la provincia con menor tasa de indigencia en niños y adolescentes en la región Noroeste era La Rioja con el 3,41% de esta franja de edad, perteneciendo a un hogar indigente y significando un total de 3900 niños y adolescentes.

Por último, en la Patagonia, la provincia que figuraba con mayor tasa de indigencia en personas de entre 0 y 17 años de edad era Río Negro al tercer trimestre de 2016 con un valor de 10,44%, lo que implica más de 22 mil niños y adolescentes en la mencionada condición. La provincia Patagónica con menor tasa de indigencia en personas de 0 a 17 años, al tercer trimestre de 2016 fue Tierra del Fuego, la cual alcanzó un 0,47[1]%, sugiriendo que prácticamente no existe indigencia en niños y adolescentes en dicha provincia.

 

¿Por qué Córdoba presenta una
incidencia de la pobreza tan elevada?

Si se analiza la tasa de pobreza por aglomerados urbanos relevados por INDEC, se puede observar una fuerte diferencia entre el aglomerado Gran Córdoba respecto del Gran Rosario, dos aglomerados históricamente similares en cuanto a características socioeconómicas ahora muestran importantes diferencias.

Mientras que, el aglomerado Gran Córdoba tenía una tasa de pobreza general al tercer trimestre de 2016 del 39,52% contra el 28,56 % que presentaba el Gran Rosario para el mismo período. Una diferencia de casi 11 puntos porcentuales para aglomerados históricamente similares a respecto de su estructura demográfica y socioeconómica a nivel histórico.

2017-05-17-19-53-36-933370520.png

El cuadro n° 9 muestra valores promedio de algunas variables (promedio por hogar) que pueden ser utilizadas para identificar las diferencias entre los hogares pobres y “no pobres” de los dos aglomerados comparados.


Si el análisis se enfoca en los hogares que se encuentran por debajo de la línea de pobreza, es decir, en las primeras dos columnas del cuadro n° 9, las primeras tres filas muestran la cantidad promedio de niños de hasta 5, 10 y 18 años respectivamente que viven en los hogares. Estas variables tratan de capturar la tasa de dependencia de niños que tienen los hogares, como se puede apreciar en el cuadro, particularmente en la franja de 0 a 5 años, Córdoba muestra una incidencia superior en los hogares pobres. Por ejemplo, mientras que un hogar pobre promedio cordobés tiene 0,52 niños de 0 a 5 años de edad, un hogar rosarino en condición de pobreza solo tiene en promedio 0,36 niños en el rango de edad citado (un 43% más). Esto denota una significativa diferencia respecto de la tasa de dependencia de niños menores de 5 años de los hogares pobres entre Córdoba y Rosario.


Otro dato llamativo es que la ayuda social por hogar en condiciones de pobreza (en promedio) en el Gran Córdoba alcanzó al tercer trimestre de 2016 los $661,56, mientras que en el Gran Rosario esa variable rondó los $439,46 promedio por hogar en condición de pobreza. Es decir, a pesar de que, en el Gran Córdoba la tasa de pobreza fue significativamente mayor, la ayuda social a hogares en promedio fue un 51% más elevada, denotando la gravedad de la situación actual.
Respecto de la cantidad promedio de asalariados que pertenecen a hogares pobres, mientras que en Córdoba ascendió en el tercer trimestre de 2016 a 0.98 en el Gran Rosario era de 0.91, pero al observar el número de asalariados informales por hogar, se puede apreciar una incidencia mayor de la informalidad laboral en Córdoba, comparada con la existente en Rosario.


Mientras que, en el Gran Córdoba, el número promedio de asalariados informales era de 0.77 por hogar en condición de pobreza, en el caso del Gran Rosario, esta variable alcanza los 0.52 asalariados informales. Comparando estos valores con el número promedio de asalariados pertenecientes a un hogar en condición de pobreza en cada aglomerado, obtenemos que, en promedio, el 79% de los asalariados que pertenecen a un hogar pobre son informales en el Gran Córdoba, mientras que en el Gran Rosario este valor es de sólo el 57%.


Cuando se observa el número promedio de desempleados por hogar en condición de pobreza, no existen prácticamente diferencias en los hogares de ambos aglomerados, alcanzado un valor de 0,35 por hogar, si bien, dado que el tamaño promedio del hogar pobre es mayor en Córdoba, esto implica una mayor incidencia del desempleo en los hogares del Gran Rosario.


En cuanto al número de integrantes del hogar en condiciones de pobreza, mientras que en Córdoba indicaba un valor promedio de 4,29 miembros al tercer trimestre de 2016, en el caso del Gran Rosario alcanzó los 3,90 integrantes. Esto implica que los hogares en condiciones de pobreza del Gran Córdoba eran un 10 % más grandes, indicando que los hogares Cordobeses en tal condición poseen 0,4 miembros más en promedio que los Rosarinos en la misma condición de vida.


El ingreso total familiar del hogar promedio en condición de pobreza cordobés alcanzó al tercer trimestre de 2016 los $ 8.012, mientras que los hogares rosarinos de la misma condición alcanzaron los $ $7.830 en el mismo período, es decir un 2 % menos.
Considerando las variables relevadas en este concreto, pero útil análisis se pueden inferir algunas cuestiones:


1- Las tasas de dependencia de niños de hasta 5 años de edad de los hogares pobres son significativamente mayores en el Gran Córdoba respecto del Gran Rosario.


2- A pesar de que la tasa de pobreza del aglomerado Gran Córdoba es mayor que la del Gran Rosario, la ayuda social promedio por hogar es significativamente mayor en el primer aglomerado que en el segundo.


3- La informalidad laboral afecta de manera más significativa a los hogares en condición de pobreza cordobeses que a los rosarinos de igual condición.

4- El número de desempleados promedio en los dos aglomerados es de 0.35 por hogar en ambos aglomerados, pero al tener en cuenta que el tamaño promedio del hogar cordobés es mayor, se infiere que el desempleo afecta en mayor medida a los hogares rosarinos en condición de pobreza.

En conclusión, una mayor tasa de pobreza en el Gran Córdoba está explicada por una diferente estructura demográfica de los hogares en condición de pobreza (mayor tamaño promedio del hogar y mayor tasa de dependencia de niños de hasta 5 años en hogares pobres en Córdoba respecto de Rosario) y una diferente situación económica general provincial (mayor exposición a la informalidad laboral particularmente en hogares pobres en Córdoba respecto de Rosario, si bien los hogares rosarinos pobres estarían un poco más expuestos al desempleo).

 

 

 

  2017-05-17-09-45-39-9363242671.png

 

 

Anexo I - Resumen metodológico - Definiciones

 

Pobreza e indigencia

(Condiciones de vida)

Las estimaciones se basan en la comparación de los ingresos relevados trimestralmente por la Encuesta Permanente de Hogares (EPH) del INDEC y las  canastas básicas alimentarias y totales publicadas por INDEC, para calcular la incidencia de la indigencia se analiza la proporción de hogares cuyo ingreso total familiar no supera el valor de la Canasta Básica Alimentaria (CBA) calculada a partir del IBP; para el caso de la pobreza, la proporción cuyo ingreso no supera la Canasta Básica Total (CBT).-Ver enhttp://www.indec.gob.ar/ftp/cuadros/sociedad/EPH_metodologia_22_pobreza.pdf-

Las estimaciones realizadas sobre grupos poblacionales (por edad, región, etc.) consideran la proporción de individuos con la característica referida, que viven en condiciones de pobreza o indigencia bajo el enfoque de los ingresos en relación al a la población de referencia (niños y adolescentes 0-17 años).

Nivel provincial

Para cada aglomerado   se extienden los resultados de condiciones de vida según la EPH a su respectiva provincia. En todos los casos se pondera la cobertura de la EPH sobre la población total.

Nivel nacional

Para el agregado a nivel nacional, se suma el total de personas según condición de vida (pobres - indigentes) por provincias.

CBA y CBT

 

 

 

Niños y Adolescentes en población de todas las edades

La Canasta Básica Alimentaria (CBA) se estima en base al modelo de canasta estimada por INDEC, que contiene 64 productos (alimentos y bebidas). Esta canasta se define como línea de indigencia.Para obtener el valor de la Canasta Básica Total (CBT) se amplía la CBA con la inclusión de bienes y servicios no alimentarios (vestimenta, transporte, educación, salud, etc.). Esta canasta se define como línea de pobreza.

La participación de niños y adolescentes se contabilizó como la proporción querepresentan los individuos con las edades referidas en relación al total de población sin límites de edad. Las estimaciones se hicieron en base a las proyecciones de población por provincia y grupo de edad que elaboró INDEC. Ver link: http://www.indec.gob.ar/nivel4_default.asp?id_tema_1=2&id_tema_2=24&id_tema_3=85

 

Anexo II - Canasta Básica Alimentaria y Canasta Básica Total por región relevadas por el INDEC.

 


[1] Si bien la confianza estadística de esta estimación es baja dada la escasa cantidad de personas que ingresan en la estimación de la proporción poblacional de este subgrupo de individuos.

[2] Inferida en base a una pregunta que se realiza en la Encuesta Permanente de Hogares: “¿En los últimos tres meses, las personas de este hogar han vivido... ...de subsidio o ayuda social(en dinero) del gobierno, iglesias, etc.?

 

[3] Son categorizados como asalariados informales aquellos que sus empleadores no le realizan aportes jubilatorios.

 
 
 
Compartir:
 
 
Otras noticias:
 
 

El espiral de la deuda cordobesa