Redes Sociales:
 
 
 
 
 
 
 
Centro de Investigaciones Participativas
en Políticas Económicas y Sociales
 

FINANZAS PUBLICAS
 
La alta presión fiscal de Córdoba, no se relaciona con una disminución de los fondos que recibe de la Nación
 

 En los últimos años la presión fiscal de la Provincia de Córdoba, es decir la que surge de los impuestos, tasas y fondos que recauda la Provincia, se incrementó continuamente hasta alcanzar valores máximos históricos (9,40% del Producto Bruto Geográfico estimado para el año 2015[1]).

 

A los fines de evaluar si la elevada presión fiscal responde a una disminución en la percepción de fondos de origen nacional, el presente informe analiza la evolución de los ingresos de origen nacional percibidos por la Provincia desde el año 2003[2].El análisis se basó en información pública y oficial publicada por el Ministerio de Finanzas de la Provincia y la Dirección General de Estadística y Censos.

El Gobierno Nacional gira fondos a la Provincia a través de tres vías: i) la coparticipación federal de impuestos y otros impuestos nacionales que se reparten por fuera de la ley de coparticipación[3] (estos dos ítem conforman los ingresos impositivos de origen nacional), ii) las transferencias corrientes[4] y iii) las transferencias de capital[5]. Las tres vías representan alrededor del 60% de los ingresos totales de la provincia[6].

Los registros provinciales desde el año 2003 al 2016 muestran que los ingresos de origen nacional (percibidos por estas tres vías) tuvieron una tendencia creciente en términos reales (en el Gráfico N°1 se muestra la serie expresada en precios del 2016para dejar fuera de análisis el efecto de la inflación). Los ingresos de origen nacional se incrementaron de $21.340 millones en 2003 (en precios de 2016) a $56.798 millones en el año 2016.

En términos porcentuales, el incremento en el período 2003-2016 fue del 166% real (sin considerar la inflación). Esto equivale a una tasa de crecimiento promedio anual del 7,8% real[7].

 2017-10-05-14-03-29-8074128096.png

 En 2016 los ingresos de origen nacional se incrementaron un 5,1% en términos reales respecto de 2015. Los ingresos de origen nacional fueron $54.061 millones en 2015 (si se expresan en precios de 2016) y $56.798 millones en 2016.

Este incremento se explica fundamentalmente por dos hechos puntuales: el fallo de la Corte Suprema que a fines de 2015 determinó que la Nación debía coparticipar el 15% de la masa coparticipable que hasta el momento se detraía para financiar a la ANSES, y el convenio firmado entre la Provincia y la ANSES por el cual se envió a la Provincia $2.000 millones a fines de 2016[8].

Si se analiza la evolución de los ingresos de origen nacional en relación al Producto Bruto Geográfico-PBG (que mide el valor de los bienes y servicios que se producen en la provincia), los ingresos de origen nacional pasaron de representar el 5,7% del PBG en 2003, a representar el 13,6% del PBG en el año 2016. Es decir, se más que duplicaron los ingresos de origen nacional en relación al monto de bienes y servicios que se producen en la economía provincial. Un análisis de la evolución de cada una de las tres vías por las cuales la Nación envía fondos se muestra en el Anexo I.

A modo de conclusión, los datos sobre envíos de fondos de la Nación a la Provincia desde el 2003 a la fecha muestran que tanto en términos reales (sin considerar la inflación) como en relación al PBG, éstos se han ido incrementando, indicando que en los últimos años no hubo necesidad de compensar caída alguna en los envíos de fondos desde la Nación. Dicho de otra manera, la alta presión fiscal  de Córdoba no encontraría su  explicación en la disminución de los fondos que recibe de la Nación (por el contrario los mismos prácticamente se han triplicado), lo que indicaría que la misma responde a elementos endógenos y decisiones locales.

 

Anexo I – Los ingresos impositivos de origen nacional, las transferencias corrientes y de capital

Los ingresos impositivos de origen nacional

El principal ingreso de origen nacional son los fondos que la Nación envía en el marco de la coparticipación federal de impuestos y por fuera de dicho régimen, que se registran como “otros impuestos nacionales” (el principal y más discutido por estos días, el Excedente Fondo Conurbano[9]). Estos fondos constituyen los ingresos impositivos de origen nacional y representan alrededor del 90% del total de ingresos de origen nacional.

En el Gráfico 2 se muestra la evolución de los ingresos impositivos de origen nacional, muy similar a la evolución del total de ingresos de origen nacional debido a que se trata del principal componente. Allí se observa que aumentaron de $20.885 millones en 2003 (en precios de 2016) a $51.003 millones en 2016, un aumento del 144% real (sin considerar la inflación)[10].

 2017-10-05-14-04-43-49774977.png

Desde los últimos meses del año 2015, un fallo de la Corte Suprema determinó que debían coparticiparse los fondos que se detraían de la masa coparticipable antes del reparto a las provincias para financiar a la ANSES. Esta medida incrementó los ingresos impositivos de origen nacional[11] en $500 millones en el año 2015 y $6.357 millones en el año 2016.

Transferencias corrientes de origen nacional

Las transferencias corrientes de origen nacional son envíos de fondos que la Nación realiza en el marco de programas o convenios específicos para financiar gasto corriente. Entre las transferencias corrientes puede citarse el Fondo de Incentivo Docente o los aportes para el Programa Federal Profe.

Como se observa en el GráficoN°3, si bien las transferencias corrientes de origen nacional han tenido un comportamiento más variable que los ingresos impositivos de origen nacional, la tendencia ha sido creciente. Entre 2003 y 2009 osciló los $500 millones (en precios de 2016) y entre 2011 y 2015 osciló los $1.500 millones.

 2017-10-05-14-06-25-3220054418.png

El pico que se observa en el año 2010 se debe al Aporte del Tesoro Nacional-ATN por 4920 millones realizado en el marco del Programa Federal de Desendeudamiento de las Provincias.

En el año 2016 el importante incremento en las transferencias corrientes se debe al ingreso de $2.000 millones provenientes de la ANSES y con destino a financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones. La transferencia se realizó en el marco de un convenio firmado con la Provincia en Octubre de 2015, donde la ANSES reconoció una deuda por $5.000 millones, de los cuales $3.000 millones fueron destinados a saldar deudas de la Provincia con la Nación y $2.000 fueron transferidos a fines del 2016.

 

Transferencias de capital de origen nacional

Las transferencias de capital de origen nacional son envíos de fondos que la Nación realiza para financiar obras o trabajos públicos. El concepto más importante por el cual se realizan estas transferencias es el Fondo Federal Solidario[12], que se creó en 2009, año en que se inició la serie de transferencias de capital de origen nacional.

Las transferencias de capital de origen nacional, como se muestra en el Gráfico N°4, tuvieron un comportamiento más constante, oscilaron los $2.000 millones (en precios de 2016) desde el año 2011

 2017-10-05-14-07-38-4000686500.png

Desde el año 2016 se puede también conocer el monto de las transferencias de capital realizadas a organismos descentralizados[13], entre ellos la ACIF. En dicho año las transferencias de capital de origen nacional de los organismos descentralizados fue de $990 millones, que ingresaron en su totalidad a la ACIF.


Anexo II – Datos públicos y cálculos del informe

 2017-10-05-14-08-47-9973822948.png

2017-10-05-14-09-42-4003938366.png

2017-10-05-14-10-41-759320775.png


[1] De acuerdo a la Cuenta de Inversión 2016 la Provincia recaudó dicho año $30.886 millones por impuestos provinciales y $8.435 millones por el cobro de distintas tasas y fondos, un total de $39.321 millones. El PBG para el 2016 se puede estimar en $418.111 millones (suponiendo que los $304.081 calculados para 2015 por la Dirección General de Estadística se incrementaron a la misma tasa que el PBI, 37,5%). Es decir, la recaudación provincial de impuestos, tasas y fondos representó el 9,40% del PBG en 2016.

[2] Se refiere a los fondos que ingresan a la Administración General. No se incluye transferencias directas que pueda realizar la Nación a organismos descentralizados (como, las transferencias de capital que pudiera hacer a la ACIF), a Institutos de Seguridad Social o a entidades de carácter empresarial.

[3] Impuesto a las ganancias, Bienes personales, Impuestos a los combustibles, entre otros.

[4] Se trata de transferencias de fondos no automáticas en el marco de convenios específicos, por ejemplo: Fondo Incentivo Docente, Aportes del Tesoro Nacional, Convenios con el Gobierno Nacional para Políticas Sociales, entre otros.

[5] Se refiere a transferencias de fondos con destino al financiamiento de obras y trabajos públicos. El ítem surgió en 2009 cuando se creó el Fondo Federal Solidario (conocido como Fondo Sojero), que desde ese entonces fue el principal componente de las transferencias de capital de origen nacional.

[6] En el período 2003-2016 los ingresos de origen nacional representaron entre 56% y 64% del total de ingresos de la Provincia. En el año 2016 los ingresos provenientes de Nación representaron el 58% de los ingresos totales de la Provincia y en el presupuesto 2017 representan el 59% del total de ingresos presupuestados.

[7]Sólo en los años 2009, 2011 y 2014 se registraron disminuciones del 0,7%, 2,3% y 3,3% respectivamente.

[8] El convenio que se firmó en Octubre de 2915 reconoce una deuda por $5.000 millones, de los cuales $3.000 se destinaron a cancelar deuda provincial con la Nación y los restantes $2.000 fueron remitidos a la Provincia con destino a financiar el déficit de la Caja de Jubilaciones.

[9] Por el Excedente Fondo Conurbano ingresaron en 2016 $4.778 millones, el 31,5% del total de ingresos por impuestos nacionales que se reparten por fuera del régimen de coparticipación.

[10] En el período se registraron disminuciones en términos reales del 5% y 3,5% en los años 2009 y 2014 respectivamente.

[11] Enlos años 2015 y 2016 se registraron como “otros ingresos de origen nacional” y desde 2017 se suman a los montos percibidos en concepto de “coparticipación federal de impuestos”.

[12] El Fondo Federal Solidario, conocido como Fondo Sojero, se creó en 2009 para repartir con las provincias el 30% de los ingresos por las retenciones aplicadas al sector agropecuario que percibía la Nación. El decreto que lo creó estableció una distribución automática y de acuerdo a los porcentajes establecidos en la ley de coparticipación, y limitó el uso de los fondos a obras de infraestructura.

[13] Recordar que las series presentadas a lo largo del informe se refieren únicamente a la Administración General y no incluyeron las transferencias que la Nación pueda hacer directamente a organismos descentralizados (como la ACIF), instituciones de la seguridad social o instituciones de carácter empresarial.

 
 
 
Compartir:
 
 
Otras noticias:
 
 

El espiral de la deuda cordobesa