Redes Sociales:
 
 
 
 
 
 
 
Centro de Investigaciones Participativas
en Políticas Económicas y Sociales
 

FINANZAS PUBLICAS
 
Evolución de la presión fiscal de la Municipalidad de Córdoba del 2004 al 2015.
 

La presión fiscal de la Municipalidad de Córdoba

       Para medir la presión fiscal hemos elaborado dos indicadores. El primero es la recaudación municipal total propia por tasas, derechos y contribuciones (ingresos corrientes por jurisdicción municipal) medida en relación al Producto Bruto Geográfico (PBG) de la Provincia de Córdoba. El incremento de la presión fiscal según este indicador implica un incremento en la recaudación municipal por encima del crecimiento de la economía local (aproximado por el PBG).

       El segundo indicador es la recaudación municipal total propia por tasas, derechos y contribuciones (ingresos corrientes por jurisdicción municipal) en términos reales, es decir deflactado por el índice de Precios al Consumidor. El incremento de la presión fiscal según este indicador implica un incremento en la recaudación municipal por encima de la inflación.

       Según el primer indicador de presión fiscal, la presión fiscal de la Municipalidad de Córdoba está actualmente en máximos históricos y se habría duplicado si lo comparamos con la presión fiscal promedio del periodo 2004-2008. La presión fiscal (es decir la recaudación municipal total por tasas, derechos y contribuciones medida en relación al PBG) pasó de valores inferiores al 1% en el período 2004-2008 (el promedio de ese periodo fue 0,89%) a un valor máximo de 1,9% del PBG registrado en el año 2015 (ver Gráfico 1).

       Dividiendo el período 2015-2004 por gestiones municipales, tenemos que en el periodo entre 2015 y 2012 (Gestión Mestre) la presión fiscal aumentó un 41%, pasando de 1,35% a 1,9%. Este seria el periodo con mayor presión fiscal. En el periodo 2011 y 2008 (Gestión Giacomino), la presión fiscal aumentó un 45%, pasando de 0,83% a 1,2%. Finalmente, en el periodo 2007 y 2004 (Gestión Juez), la presión fiscal cayó un 1%, pasando de 0,9% a 0,89%. Este seria el periodo con menor presión fiscal.

 2015-09-10-17-29-12-9532645987.jpg

       Para la estimación de la presión fiscal del 2015, se utilizó el presupuesto para el año 2015, una inflación anual estimada para el 2015 de 27% y se tomaron tres escenarios para el valor estimado del PBG (diminución real del 2%, que se mantenga constate o un crecimiento del 2%). La presión fiscal estimada para el 2015 seria de 1,94%, 1,90% o 1,86% de acuerdo al escenario planteado (ver Gráfico 1).

       Según el segundo indicador de presión fiscal, la presión fiscal de la Municipalidad de Córdoba también está actualmente en máximos históricos y se habría más que duplicado si lo comparamos con la presión fiscal del año 2004. En precios constantes de 2015, la recaudación municipal se incrementó de $2.385 millones a $5.999 (un incremento del 152% real). Es decir, la recaudación municipal creció por encima de la inflación. El Gráfico 2 muestra el crecimiento nominal y real de la recaudación de recursos de jurisdicción municipal.

2015-09-10-17-30-10-86114942.jpg

       Los recursos totales de la Municipalidad de Córdoba se componen de ingresos corrientes de jurisdicción municipal, ingresos corrientes de otras jurisdicciones (fondos recibidos de la provincia y la nación, fundamentalmente a través de la coparticipación) e ingresos de capital (endeudamiento y venta de activos, entre otros). En el presupuesto 2014, los recursos totales serian de 6.286 millones de pesos, de los cuales 3.827 millones de pesos fueron ingresos corrientes de jurisdicción municipal, 2.458 millones de pesos fueron ingresos corrientes de otras jurisdicciones y 594 millones de pesos fueron ingresos de capital. En el presupuesto 2015, los valores serian 9.248 millones de pesos, 5.999 millones de pesos, 3.250 millones de pesos y 321 millones, respectivamente.

       A partir de 2011, el crecimiento registrado por los recursos propios del municipio (ingresos corrientes de jurisdicción municipal) fue superior al registrado por los recursos que la municipalidad recibe de la provincia y la nación, fundamentalmente a través de la coparticipación (ingresos corrientes de otras jurisdicciones). Esto implicó que la participación de los recursos propios en el total de recursos del municipio aumentara conforme se incrementó la presión fiscal propia. En el Gráfico 3 se observa que la participación de los recursos propios en el total de recursos pasó del 58% en el año 2010 al 65% en el presupuesto 2015.

2015-09-10-17-31-16-5081269587.jpg

       Si se desagregan los ingresos corrientes de jurisdicción municipal, los principales ingresos se deben a: contribución sobre la actividad comercial, industrial y de servicios (46,9% del total de ingresos de jurisdicción municipal presupuestados para 2015), contribución sobre los inmuebles (25,5%) y contribución sobre los automotores (9,2%). Juntos representan el 81,5% del total de recursos de jurisdicción municipal previstos en el presupuesto 2015.

       En el Gráfico 4 se muestra la evolución de los principales ingresos de jurisdicción municipal, en donde se observa un marcado crecimiento de la recaudación por contribución sobre la actividad comercial, industrial y de servicios y sobre los inmuebles.

 2015-09-10-17-33-04-3304105545.jpg

       La contribución sobre actividades comerciales, industriales y de servicios registró un incremento sostenido, aunque en los años 2012 y 2014 se registraron disminuciones en la recaudación real. La recaudación presupuestada para el año 2015 implica un incremento  de 169% en términos reales respecto a los recaudado en 2004 (a precios de 2015, en 2004 se recaudaron $1.044 millones y en 2015 se prevén recaudar $2.811 millones).

       En relación a la contribución sobre los inmuebles, a partir del año 2011 comenzó a incrementarse por encima del resto de ingresos de jurisdicción municipal, hasta alcanzar en el presupuesto 2015 la cifra de $1.528 millones, un incremento real de 126% respecto a lo recaudado en 2004 ($676 millones en precios constantes de 2015) y un 188% de incremento respecto al valor mínimo que registró la recaudación por este impuesto en el año 2008 ($530 millones en precios de 2015).

     Si se muestran las tasas de crecimiento anuales (Gráfico 5), se observa el fuerte crecimiento de los ingresos por la contribución sobre los inmuebles en los años 2009 (51,2%), 2011 (29,8%) y 2012 (22,5%) y sobre las actividades comerciales, industriales y de servicios en 2005, 2007, 2013 y 2015. 

2015-09-10-17-34-49-1771976673.jpg

     La participación relativa de cada rubro en el total de ingresos de jurisdicción municipal se muestra en el gráfico 6. Allí se observa cómo desde el año 2011 se incrementó ligeramente la participación de la recaudación por la contribución sobre los inmuebles (representaba el 16,2% en el año 2008, cuando la recaudación llegó  un punto mínimo, y representa el 25,5% en el presupuesto 2015). Mientras la participación de la recaudación por contribución sobre las actividades comerciales, industriales y de servicios disminuyó a partir del año 2009 de un máximo de 55,7% alcanzado en 2008 al 46,9% en el presupuesto 2011. 

2015-09-10-17-36-48-5081439181.jpg

Se puede acceder a una copia PDF del presente informe en este link

 

 
 
 
Compartir:
 
 
Otras noticias:
 
 

El espiral de la deuda cordobesa